5 DE JUNIO DE 1946

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El 5 de junio de 1946 se produjo en Jauja la mayor catástrofe conocida hasta el momento. Cuentan los vecinos que una gran tormenta descargó en las aproximaciones de Lucena, sin llegar a caer gota alguna en la aldea de Jauja. Sin embargo, uno de los arroyos que divide el pueblo, denominado arroyo colorado por el color de sus aguas,  bajaba con buen torrente provocando el espasmo de los vecinos por el ruido que provocaban las piedras, troncos, etc. que el agua había arrollado de los campos. Esto provocó que el puente por el que se une el pueblo quedara ataviado de tal manera que las casas colindantes quedaron destrozadas con el agua.

Cuando las autoridades acudieron al pueblo “la totalidad del pueblo se encontraba lleno de fango, piedras y escombros, bastante casas afectadas por la inundación y sus moradores sin tener donde cobijarse”. Además de los destrozos materiales, la inundación se cobró la vida de tres víctimas: dos niñas y su madre, uno de cuyos cadáveres fue encontrado en la localidad de Puente Genil.

Tras la catástrofe se iniciaron las modificaciones y obras necesarias para evitar una catástrofe semejante.img_88832-e1505842246532.jpg

En la iglesia de San José podemos observar en una placa la altura de dos metros que alcanzó el agua, sacando por la puerta todo lo que se encontraba a su paso. Salvo la imagen del sepulcro que por imposible o irreal que parezca se encontraba sobre una mesa y el agua ni le salpicó.

En el año 2010 tuvo lugar la última inundación. Las fuertes crecidas del río Genil provocaron el desbordamiento del mismo a su paso por la localidad de Jauja, entre otros, causando innumerables destrozos en los terrenos colindantes a la ribera del río. Entre ellos, en los resto arqueológicos de una aceña árabe que se encuentra a orillas del mismo. Tras varias inundaciones y varias veces rehabilitado el parque y dicho monumento, con esta  inundación se procede a su canalización y limpieza a su paso por la localidad pedánea de Lucena y de Badolatosa. En aprovechamiento de esta obra y teniendo en cuenta el auge del turismo activo, se dota al Genil de las infraestructuras necesarias para realizar una bonita zona de ocio y deporte acuático.

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: